los-angeles-de-merida

Nací en el barrio de San Blas, en la ciudad del Cusco, lugar que acuna a los mejores artistas del horizonte cusqueño. Un 18 de enero de 1955, mis padres celebraron mí llegada y me llamaron María Antonieta. Don Edilberto Mérida  artista de la cerámica y creadores de un ESTILO, indio expresionista fue desde mi cuna fuente de constate admiración.

Un estilo, una historia familiar, de dedicación y devoción al arte…

Muy pequeña, pasaba horas, viendo a mi padre modelar en barro personajes embellecidos por sus manos, recreaba a campesinos e indios de la sierra, que se encrespaban solemnes, desgarrados, elevando su voz y con puño en alto, gritaban una verdad: Estamos olvidados!

Desde los seis años aprendí a dar formas en el barro, después fui con mi padre a recorrer el mundo, acompañándolo en sus exposiciones. Lo de mi padre, se convirtió en lo nuestro. El estilo Mérida es la representación más dura y cruel del sufriente andino, las esculturas tuvieron voz y eco, aplausos, primeras planas, premios, distinciones, honores.

palabras-de-merida

El taller que he creado, perenniza el estilo MÉRIDA, internacionaliza el estilo indo expresionista, el que he variado, con las técnicas de aplicación de pan de oro, pan de plata y la creación de esculturas con los personajes religiosos de la Escuela Cusqueña.

maria-antonieta1

Los Mérida, primero mi padre, y ahora Yo, hemos hecho hablar al barro, creando personajes que representan un clamor popular de dolor, del campesino olvidado, pero que en mi obra tienen idioma propio.

María Antonieta Mérida.